Las prendas de compresión

Prendas de CompresiónEs el método más antiguo de curación y tratamiento de los problemas con venas varicosas, linfedemas y complicaciones derivadas.

Antiguamente, el tratamiento consistía en la aplicación de vendajes en brazos y piernas.

Lo utilizaban para curar hinchazones causados por una deficiente circulación sanguínea y/o problemas linfáticos.

Aunque los vendajes aún son utilizados para determinados casos, han sido parcialmente sustituidos por medias compresivas.

Afortunadamente, hoy día, existen medias con diferentes clases de compresión, muy elegantes y ligeras como las que ofrece Solidea.

Este tipo de prendas, aunque originalmente fueron creadas para el sector médico, actualmente se han extendido para otros usos.

Se han popularizado mucho en diversos deportes, especialmente el running, habiendo prendas compresivas para todo el cuerpo.

A principios de los años 90, se empezaron a utilizar en el deporte profesional, gracias a su capacidad de aumentar el rendimiento.

Qué hace la compresión

En un lenguaje de lo más coloquial, diríamos… apretar aquella zona donde esta aplicada la prenda aportando soporte muscular.Compresión graduada

Su función es algo más compleja, siendo otro su principal cometido.

En este artículo hablamos de compresión graduada, también llamada compresión decreciente.

Este tipo de compresión ayuda con eficacia a mejorar el retorno venoso.

Qué es el retorno venoso

Es el flujo de sangre que regresa al corazón desde nuestras piernas.

Nuestro sistema cardiovascular es un maravilloso y complejo circuito cerrado que debe mantener una adecuada circulación.

Donde ejerce la compresión

El punto más alto de compresión de una media lo tenemos en el tobillo (punto B)  y va decreciendo hacia arriba.

Así, el calcetín, media o panty de compresión, en su parte más alta la compresión es mínima.

Con esto se consigue empujar la sangre provocando una mejor circulación.

Este tipo de prendas son imprescindibles para curar y prevenir enfermedades venosas.

La aplicación de compresión en los procesos postoperatorios ayuda a reducir los edemas y prevenir la trombosis venosa profunda.

 Cómo se mide la compresión

En las prendas de compresión vemos nomenclaturas que hacen referencia a deniers y mmHg.

Ambos conceptos están directamente relacionados con la compresión pero cada uno tiene su significado.

La compresión se mide en puntos preestablecidos de la prenda y se expresa en milímetros de mercurio (mmHg).

Una prenda de compresión alta va acompañada de unos deniers elevados.

Qué son los deniers

Señalan la sección (diámetro) del hilado empleado para tejer las medias y  los pantys:

  • Cuanto más bajo sea el valor de los deniers, más ligera y transparente será la prenda de compresión.
  • Con un valor elevado de deniers, el hilado será más compacto, sólido y resistente, haciendo que el panty sea más tupido.

Clasificación de las compresiones

Los calcetines, medias y pantys preventivos o terapéuticos se clasifican dependiendo de su compresión, con arreglo a la Reglamentación Europea UNI ENV 12718.

Dicha reglamentación sustituye las tablas de los países miembros de la CE, que asignaban unos valores distintos de presión.

CLASE A prevención (10-14 mmHg)

  • sujetos predispuestos
  • piernas hinchadas
  • telangiectasias
  • edemas moderados

CLASE I ligera(15-17 mmHg)

  • varices
  • acrocianosis
  • post-escleroterapia de las telangiectasias

CLASE I fuerte (18-21 mmHg)

  • varices tronculares
  • varices con edema importante
  • post-varicectomia
  • post-escleroterapia
  • artrosis del pie y de la rodilla

CLASE II (23-32 mmHg)

  • angiodisplasias
  • durante el tratamiento de las úlceras
  • insuficiencia venosa profunda
  • linfedema reversible
  • lipedema
  • síndrome post-traumática
  • síndrome post-trombosis
  • trombosis venosa profunda

CLASE III(34-46 mmHg)

  • edema grave
  • hipodermitis crónica
  • linfedema irreversible

CLASE IV(>49 mmHg)

  • para todas las patologías ya indicadas, que ocurran en forma más grave

Factores de riesgo

Son muy diversas las causas por las que podemos sufrir de estasis venosa también conocida como venoestasis.

Esta afección, generalmente localizada en las piernas, hace que se ralentice la circulación de la sangre, aumentando el riesgo de padecer trombos en las venas.

Hay factores que pueden acelerar la aparición de estos problemas:

  • Alimentación deficiente.
  • Edad avanzada.
  • Lesiones que provoquen la inmovilización durante un tiempo prolongado.
  • Obesidad.
  • Vida sedentaria.

Nuestro cuerpo envejece, es un proceso inexorable, de nosotros depende en gran medida, llegar a ancianos en las mejores condiciones.

El ritmo de envejecimiento lo determina en un 30% la genética y en un 70% depende de nuestros hábitos de vida.

Lo ideal es llevar un ritmo de vida equilibrado, realizar ejercicio físico a diario, caminar durante al menos 50 minutos es una opción genial.

Una buena alimentación juega un papel fundamental en nuestro organismo, aunque eso sí, un homenaje de vez en cuando también es necesario.

En resumen, el corazón es nuestro motor y debemos mimarlo, el combustible A, D, E, un poco de cada cosa y en su justa medida:

  • Alimentación, come sano, nuestra dieta mediterránea es maravillosa e hidrátate bebiendo al menos 2 litros de agua al día.
  • Descanso, llevamos un ritmo de vida frenético, intenta dormir al menos 7 – 8 horas al día, añadir 20m de siesta diaria es una maravilla.
  • Ejercicio, una musculatura en forma es esencial para nuestro cuerpo, no es necesario pasar mucha horas en el gimnasio, encuentra tu deporte favorito y practícalo a diario, 50 minutos de paseo a un ritmo alegre es suficiente para mantenerte en forma.

Para qué personas están indicadas

La respuesta es muy simple, cualquier persona puede obtener beneficios saludables con el uso de estas prendas.

No importa la edad ni el género, puedes utilizarlas como prevención o como tratamiento.

Por ejemplo, unos calcetines de compresión 12/15 mmHg harán que tus piernas acaben más relajadas al terminar tu jornada laboral.

No esperes a que aparezcan los primeros síntomas, mejor ser precavidos y utilizar cada día una de estas prendas.

Cuando no hay que emplear la compresión graduada

  • enfermedades arteriales: la compresión de unas arterias con lumen reducido provocaría una disminución ulterior del flujo sanguíneo, causando dolor y la disminución de la aportación de sangre.
  • diabetes con neuropatías:  daño en los nervios periféricos, como consecuencia de la alteración del metabolismo glúcidico.
  • dermatosis húmeda: piel enrojecida con abrasiones en la superficie, que secretan líquido seroso.
  • úlcera de la piel en curso: no causada por insuficiencia venosa.
  • eczema crural: del muslo.
  • trastornos de la circulación arterial.
  • Enfermedad de Raynaud: enfermedad arterial con deterioro de la pared arterial.

Deja una respuesta