Deporte, nutrición y salud

nutricion deportiva

La nutrición aplicada a los deportistas ha evolucionado mucho de un tiempo a esta parte.

Una alimentación adecuada permite a un deportista mantenerse no solo en forma físicamente sino también internamente.

Si a esto le sumamos el ejercicio físico contribuimos a poder alcanzar una vida saludable en todos los aspectos.

La persona que practica deporte suele gastar más energía que cualquier otra con vida sedentaria, por esa razón también necesita mayores cantidades de alimento.

Saber cuáles son las necesidades de los nutrientes que debe consumir cada deportista es fundamental para mejorar el rendimiento físico deportivo.

Los alimentos complementarios para el rendimiento deportivo es hoy en día un elemento más que añadir a la dieta diaria de cualquier deportista, pero Ojo, complementan una equilibrada alimentación.

Es indispensable saber la energía y nutrientes necesarios en cada caso, para poder determinar los criterios nutricionales que permitan alcanzar el nivel de ayuda deseados por el deportista.

 ¿Qué son los nutrientes?

Nutrientes

¿Sabes que alimento es el que contiene todos los nutrientes necesarios para el cuerpo humano?

Ese super alimento no es otro que la leche materna.

En cambio, hay un gran debate en la sociedad sobre la conveniencia de incorporar la leche de vaca en nuestra dieta.

La alimentación y la nutrición son dos conceptos que están relacionados, pero sin embargo son muy diferentes, no es lo mismo alimentarse que nutrirse.

El ser humano necesita comer para sobrevivir y mantener una buena salud siendo especialmente la nutrición una de las prioridades básicas.

Hablamos de la estrecha relación entre el hábito alimentario con la salud.

La nutrición es el conjunto de procesos fisiológicos en el que el organismo asimila los alimentos y los líquidos necesarios para su correcto funcionamiento, crecimiento y mantenimiento de las funciones vitales.

Son procesos automáticos que comienzan por la digestión y siguen con la absorción y el transporte de esos nutrientes a los tejidos para usarlos posteriormente.

Funciones de los nutrientes

Podríamos resumirlo en el proceso de transformación de los alimentos ingeridos en energía para seguir realizando otras funciones.

El encargado de realizar estas funciones es el aparato digestivo y el sistema circulatorio.

El aparato digestivo se ocupará de trasformar el alimento que ingerimos en sustancias sencillas y el sistema circulatorio transportará estas sustancias, a través de la sangre a cada uno de los órganos de nuestro cuerpo.

Así cada órgano obtendrá todos los nutrientes necesarios para poder formar sus propias sustancias y lograr la energía que necesitamos para realizar nuestras actividades cotidianas.

Tipos de nutrientes:

  • Glúcidos (hidratos de carbono): función energética y estructural.

Su consumo es la principal fuente de energía que necesitamos para vivir, deben ser el centro de una dieta equilibrada.

Se puede llegar a acumular en forma de grasa como reservas de energía, para poder ser utilizado cuando lo necesitemos.

Los hidratos de carbono simples (monosacáridos) los encontramos en los azúcares (sacarosa, fructosa y glucosa).

Hidratos de carbono complejos (polisacáridos) están en los cereales, las legumbres y las patatas.

  • Proteínas: función estructural y enzimática.

Las proteínas están formadas por los aminoácidos esenciales y son imprescindibles para el crecimiento y desarrollo de nuestro organismo.

Es el único nutriente que no puede almacenarse, es por ello la necesidad continua de su consumo.

La función de los nutrientes estructurales es construir o reparar los tejidos, huesos y órganos.

Pueden ser vegetales y/o animales.

Las proteínas vegetales están presenten en las legumbres, los cereales, los frutos secos.

Las proteínas animales provienen de los lácteos y sus derivados, de las carnes (cerdo, ternera, ave), los huevos, pescados.

  • Lípidos (grasas): función energética y de protección de órganos.

Las grasas son las encargadas de almacenar la energía, estas reservas son muy importantes para proteger el organismo, sirven también para asimilar las vitaminas liposolubles (A, D, E y K) ayudan a mantener la temperatura corporal, pero en exceso podrían ocasionar problemas al organismo.

Se distinguen en dos tipos:

Grasas de origen animal: carnes y pescados, huevos y lácteos.

Origen vegetal: frutos secos, aguacate, aceites vegetales…

  • Vitaminas: función enzimática.

Son imprescindibles para la vivir. El cuerpo humano no es capaz de sintetizarlas ya que carecemos de enzimas que las formen, por eso es tan importante obtenerlas a través de la ingesta de frutas y verduras

Vitaminas hidrosolubles: grupo B y vitamina C

Las vitaminas hidrosolubles no se almacenan excepto la B12 que sólo se encuentra en los alimentos de origen animal.

Vitaminas liposolubles: A, D, E y K.

Estas vitaminas sí que se almacenan, para ello es necesario un ambiente graso para así poder absorberse.

  • Minerales: función metabólica y estructural

Los minerales también participan en los procesos de producción de energía.

Grupo de minerales que incluyen calcio, fósforo, magnesio, sodio, potasio, cloruros, son demandados por el cuerpo en cantidades parcialmente grandes.

El hierro, zinc, cobre, iodo, cromo, selenio, lo son en menores cantidades, esto no los hace menos importantes.

Cada mineral es responsable de diferentes funciones de nuestro organismo

  • Agua: Medio para las reacciones químicas del metabolismo.

Somos agua, ya que el 75% de nuestro cuerpo (dependiendo del sexo y la edad) se compone de este líquido al nacer.

Este componente representa un 60% de nuestro peso corporal.

Es el principal responsable de mantener y regular la temperatura corporal.

Su ingesta es fundamental para todos los procesos de digestión, absorción, excreción y funcionamiento del sistema circulatorio.

A diario perdemos grandes cantidades de agua a través del sudor, la orina y los excrementos y debemos reponerla bebiendo entre un litro y medio a dos litros diarios para cubrir estas necesidades vitales.

El agua es vida, sin ella no podríamos vivir.

¿Es suficiente realizar deporte y nutrirse bien?

Ya hemos hablado de lo importante que es para cualquier deportista regular su alimentación debiendo ser lo más equilibrada posible.

Pero igual de importante es el descansar adecuadamente nuestro cuerpo y mente necesitan “desconectarse” y regenerar energías para un nuevo día.

En nuestra tienda de ortopedia Online encontrarás los mejores equipos de descanso, estamos para ayudarte a elegir lo que necesitas para dormir bien.

Deja una respuesta